Diócesis de San Juan de la Maguana celebra 51 aniversario de Consagración Sacerdotal de Monseñor José D. Grullón Estrella. – Diario Católico


San Juan de la Maguana, San Juan, RD.- La Diócesis de San Juan de la Maguana se viste de fiesta al celebrar los 51 aniversario de Consagración Sacerdotal de nuestro querido Obispo Emérito,  Monseñor José Dolores Grullón Estrella este lunes 13 de diciembre.

Grullón Estrella, a quien siempre ha caracterizado su amor y entrega por servir a los demás, ha dedicado su vida a escuchar y cumplir con los planes de Dios para con él; sin poner resistencia, sin apartarse de la mira del Señor, sin abandonar el gran propósito que entre sus manos le había dejado el Padre Celestial, así ha transcurrido el caminar de tan noble peregrino que con sus esfuerzos ha dado mucho al pueblo de Dios.

Aprovechando tan especial ocasión, la feligresía de las Matas de Farfán quienes se encuentran celebrando sus fiestas patronales en honor a su Patrona, se valieron de la presencia de nuestro Obispo Emérito allí el pasado sábado 11 de diciembre, quien era el celebrante invitado y le sorprendieron con un inesperado festejo, en el que no se hicieron esperar las palabras de agradecimiento y afecto hacia él.

Sobre Mons Grullón

Monseñor José Dolores, nació en Guayabal, Santiago de los Caballeros, un 15 de enero de 1942. Fue Bautizado en la Capilla San Antonio de la Catedral Santiago Apóstol cinco  semanas después de su nacimiento, convirtiéndose este acto en el principio de lo que aún sin siquiera tener conocimiento, aun siendo tan pequeño, sería el inicio de una vida espiritual comprometida con Dios y el propósito que ya había constituido para él.

Sus padres, educadores que por la naturaleza propia de su oficio constituían un paradigma para él, vivieron en diferentes lugares tales como Imbert, Jánico, Cotuí, Puerto Plata, Montecristi y Santiago.

Faltando un mes para cumplir sus 29 años de edad, es decir, el 13 de diciembre del año 1970, por disposición de Monseñor Roque Adames, Obispo de la Diócesis de Santiago, es ordenado sacerdote, iniciando desde ese entonces un peregrinaje que 20 años después lo traería a la Diócesis de San Juan, en donde con 49 años recién cumplidos, Su Santidad Juan Pablo II, lo designa Obispo; fue consagrado como tal, el 22 de junio del 1991, asignado a dicha Diócesis.

A partir de aquí empieza todo un trayecto lleno de trabajos, de compromisos, logros de gran importancia, entrega en cuerpo y alma y un desempeño sin igual por parte Monseñor Grullón, quien por medio de ello se encargó de brindarle tanto a la Diócesis Sanjuanera, reglándole una nueva perspectiva, otro sentido a las vidas de muchas personas, diferentes pueblos y comunidades cristianas, que hoy le agradecen y recuerdan con cariño a quien sin “Peros” escuchó su clamor y les tendió la mano con sus labores y esfuerzos.

En ese mismo orden, se hace preciso el conversar un poco acerca de la bonita vida pastoral de este maravilloso y extraordinario personaje, con el pensar de que en realidad este resumen de sus obras no le hace total mérito a tan intachable e incomparable vida servicial. Siendo así, se puede presentar que en sus experiencias pastorales nuestro eminente Obispo Emérito José Dolores desempeño funciones como: Monitor de jóvenes franceses (Dos veranos).Trabajó en Taizé, Francia. Tres veranos de trabajo en la fábrica de automóviles “Mercedes Benz”, Alemania.

Un verano de trabajo en un hotel para estudiantes en Londres. En 1964-1965, colabora como profesor en el Seminario Menor San Pio X de Santiago. Vicario Parroquial de la Parroquia Santa Ana, Santiago, 1971-1973.Vicecanciller del Obispado de Santiago, 1971-1975Pro-canciller del Obispado de Santiago, 1976-1977 Encargado Interino del Seminario Menor San Pío, Licey al Medio, Santiago de los Caballeros (9 meses). Párroco de la Parroquia Sagrado Corazón de Jesús, Los Jardines Metropolitanos, Santiago, 1973-1975.Párroco de la Parroquia Santa Ana y Catedral, 1975-1977.Coordinador Diocesano de Pastoral Juvenil de la Diócesis de Santiago de los Caballeros, 1975-1977.

Vice-director Escuela Diocesana de Cursillos de Cristiandad, Santiago de los Caballeros, 1975-1977.Coordinador de los Cursillos de Vida para jóvenes y de los Servidores de Cristo para adolescentes, Santiago de los Caballeros. Párroco de la Parroquia San Lorenzo de Guayubín y San José de Villa Vásquez, desde octubre 1977 a octubre 1988; Diócesis de Mao-Montecristi. Vicario de Pastoral y Vicario General de la Diócesis de Mao-Montecristi, 1978-1991.

Miembro del Instituto Nacional de Pastoral, 1978-1991.Párroco de la Parroquia Catedral de la Santa Cruz, Mao y Nuestra Sra. de la Esperanza, Esperanza, 1988-1991.Director Secretariado Diocesano de Cursillos de Cristiandad, Mao 1988-1991.Formador de las Escuelas de Formación de Laicos, Presidentes de Asambleas.

Colaborador en cursos y talleres de Programación de Pastoral, en un Congreso Latinoamericano de Cáritas. Miembro y Asesor Técnico de la Comisión Nacional de Pastoral Juvenil, 1991.Delegado de la IV Conferencia de Santo Domingo, 1992.Fundador Presidente de la Fundación de Desarrollo de Azua, San Juan y Elías Piña, Inc. (FUNDASEP), Diócesis de San Juan de la Maguana, 1992.

Presidente de la Comisión Episcopal de Pastoral Penitenciaria ente la CED, 1993.Presidente de la Comisión Episcopal de CEDAIL, ante la CED, 1993Presidente de la Comisión Episcopal de Justicia y Paz, ante la CED, 1993.Fundador Presidente de PRO-FRONTETA, Organismo de coordinación de la Pastoral social de las Diócesis Fronterizas de Barahona, san Juan de la Maguana y Mao-Montecristi, 1994.

Miembro de la Comisión Episcopal de Laicos-CELAM, 1995.Fundador Presidente de JUPRODESANJ, San Juan de la Maguana, 1995.Delegado de la CED ante el CELAM, 1997.

Delegado de la CED ante el Sínodo de América en Roma, 1997.Presidente de la Comisión Episcopal de Pastoral social, 1998.Es autor del libro “Visión pastoral de la diócesis de San Juan De La Maguana 1991-2003”.

Inmediatamente asume sus funciones al frente de la Diócesis de San Juan de la Maguana, el nuevo obispo crea la Fundación de Desarrollo de las provincias Azua, San Juan y Elias Piña (FUNDASEP), la que sin temor a equivocarnos, es la ONG que más aportes ha hecho para la transformación de estos pueblos de El Valle, impactando positivamente comunidades en donde ni siquiera la mano del gobierno ha sido capaz de llegar.

Con cuatro palabras fundamentales podemos sintetizar la misión pastoral de Monseñor Grullón: pastor, promotor social, y evangelizador. Cuando él asumió esta responsabilidad, lo hizo con la convicción de que su investidura, más que un cargo jerárquico, suponía una entrega completa y generosa en el servicio desinteresado, especialmente a los más pobres y afligidos que acompañan a Jesucristo con el sufrimiento. Su apostolado ha sido notablemente fructífero porque lo ha ejercido desde las palabras del Evangelio: Den gratis lo que gratis han recibido (Mt 10, 8). “Acento”.

Con su testimonio de vida, este ilustre Pastor nos ha brindado una gran lección de vida, “a la humanidad sufriente se le respeta, y en honor a ella han de disponerse todos los medios y las fuerzas para el desarrollo de su educación y dignidad”. Estos principios fundamentan su opción por los más pobres, mediante los más finos valores humanos permeados por la delicadeza, la corrección y la justicia.

Sus acciones muestran que servir al otro es humanizar, así como sensibilizar las contrariedades y los contratiempos de todos los que participan y contribuyen, de algún modo, poco o mucho, en posibilitar la acción humana a favor de las grandes y pequeñas comunidades.

Prestar atención a las situaciones de desánimo y postración que contrarían la existencia misma de los sectores más depauperados ha sido parte de su misión, porque, él, Monseñor Grullón Estrella, sabe que consejos oportunos y palabras de aliento son remedios eficaces para levantar espíritus abatidos, renovar fuerza y despertar esperanza.

Con su labor, Monseñor Grullón Estrella nos hace comprender que con el amor al servicio se crean sólidas resistencias humanas, pues desde esta óptica se “brinda”, no solo por los éxitos, sino hasta por los mismos miedos que acompañan la travesía.

Monseñor, en su caminar pastoral: respetando, humanizando, ejemplarizando, amando, creciendo y creando alternativas de soluciones a problemas sociales, nos hace hoy ser dignos seguidores de su ejemplo, de su entrega sin límites, producto de su investidura sacerdotal, que lo hace humilde servidor ante la presencia del Altísimo.

Con orgullo y gran alegría la Diócesis de San Juan de la Maguana se alegra y festeja en grande junto a nuestro querido Obispo Emérito José Dolores Grullón Estrella una de las más grandes bendiciones que Dios le ha podido dar a esta Diócesis Sureña, que es el inmenso honor de poder celebrar los 51 aniversarios de Consagración Sacerdotal de un ser que se ha convertido en luz, guía y precursor de la fe cristiana.

– Publicidad –



Source link

Link to original

También puede gustarte...