Evangelio del día 22 de Febrero 2018

Lectura del Santo Evangelio según San Mateo 16,13-19

En aquel tiempo, al llegar a la región de Cesárea de Filipo, Jesús preguntó a sus discípulos: “¿Quién dice la gente que es el Hijo del hombre?” Ellos contestaron: “Unos que Juan Bautista, otros que Elías, otros que Jeremías o uno de los profetas.” Él les preguntó: “Y ustedes, ¿quién dicen que soy yo?”

Simón Pedro tomó la palabra y dijo: “Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios vivo.” Jesús le respondió: “¡Dichoso tú, Simón, hijo de Jonás!, porque eso no te lo ha revelado nadie de carne y hueso, sino mi Padre que está en el cielo.

Ahora te digo yo: Tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y el poder del infierno no la derrotará. Te daré las llaves del reino de los cielos; lo que ates en la tierra quedará atado en el cielo, y lo que desates en la tierra quedará desatado en el cielo.”  Palabra del Señor.

Meditación

Hoy se celebra la festividad de la Cátedra de San Pedro, una ocasión solemne que se remonta al cuarto siglo y con la que se rinde homenaje y se celebra el primado y la autoridad de San Pedro.

La palabra “cátedra” significa asiento o trono y es la raíz de la palabra catedral, la iglesia donde un obispo tiene el trono desde el que predica.

Sinónimo de cátedra es también “sede” (asiento o sitial): la “sede” es el lugar desde donde un obispo gobierna su diócesis. Por ejemplo, la Santa Sede es la sede del obispo de Roma, el Papa. En la primera lectura, San Pedro se dirige a los presbíteros y les recuerda que él fue testigo de los sufrimientos de Cristo y les exhorta: «sean pastores del rebaño de Dios que tienen a su cargo, gobernándolo de buena gana» (1Pe 5,2). En esta lectura Pedro da varios consejos pastorales para realizar el trabajo eclesial a los que han sido llamados y «les recuerda que si realizan el trabajo con amor y fortaleza, cuando venga el PASTOR SUPREMO, recibirán la corona de gloria que no se marchita» (1Pe 5,4).

En otras ocasiones el tema central de este evangelio sería comentar: “y ¿ustedes, quién dicen que soy yo?”; pero en la fiesta de hoy debemos centrarnos en el tema de Pedro. Y decir que destacamos la fe de este apóstol, o la de todos, porque se supone que hablaba en nombre del resto.

Ya tienen una fe, no muy profunda aún, pero ya tienen unos conocimientos de quién es ese Jesús con quien están todo el día y todos los días.

Y ante esa respuesta Jesús dice unas palabras muy importantes: parece que en la Roca de Pedro funda la Iglesia. Pero debemos mirar el texto completo. En primer lugar habla en futuro, es decir, fundaré. No fundo en este momento, sino que lo hará más adelante. Lo hará poco a poco, y sobre todo en Pentecostés. Pero el texto, la primera comunidad sí da más importancia a Pedro, y por ello lo pone como roca, fundamento o cimiento sobre el que estará la Iglesia de Cristo.

Hoy sobre esa cátedra está Francisco. La fiesta de hoy es para amar cada día más a la Iglesia y para orar mucho por el papa Francisco, que le conceda años de vida y que cumpla con la misión de ser la roca de la Iglesia, la Roca de Cristo y que lleve a la Iglesia por donde Cristo quiere.

Link to original

También puede gustarte...