Iglesia Arquidiocesana desafía la lluvia por amor al Cuerpo y Sangre de Cristo; Miles se congregan en Faro a Colón – Diario Católico


Santo Domingo.- Bajo la fuerte lluvia y la bendición del Santísimo Sacramento del Altar, la Iglesia desafió todo impedimento para celebrar la Solemnidad de Corpus Christi.

En el encuentro donde la fe, armonía, esperanza y valentía de la feligresía, miles de personas se reunieron para caminar junto a Jesús Eucaristía. Luego de peregrinar bajo cada Vicaría en compañía de sus representantes, los Obispos, los fieles llegaron al Faro a Colón.

La adoración a Jesús Sacramento fue que abrió la actividad, en la que miles de personas sintieron la presencia real de Jesús a la que aprovecharon para contemplar, agradecer y adorar. Pasadas las 04:00 de la tarde inició la Santa Eucaristía presidida por el Arzobispo Metropolitano de Santo Domingo, Monseñor Francisco Ozoria Acosta.

También le acompañaron en el altar los Obispos Auxiliares, Presbíteros y Diáconos de las diferentes Vicarías que componen nuestra Diócesis.

Estuvieron presentes  los Obispos Auxiliares Mons.Ramón Benito Ángeles yMons. Faustino Burgos Brisman Vicarios Episcopales Territoriales de Santo Domingo Este y Oeste respectivamente así como también Mons. Lorenzo Vargas Vicario Episcopal de Santo Cristo de Los Milagros y el Obispo Misionero  en Rep. Dom. Raúl Berzosa.

«La lluvia no parará nuestra fiesta», así lo expresó Su Excelencia Reverendísima al dar inicio a la solemne celebración.

El Arzobispo lleno de entusiasmo dio la bienvenida a los presentes: autoridades civiles, militares, al alcalde de Santo Domingo Este, Manuel Jiménez; al senador Antonio Taveras, Obispos Auxiliares, Sacerdotes, Diáconos y Religiosas quienes desafiaron la lluvia.

El Arzobispo manifestó que a pesar de estar bajo la lluvia estaban contentos de estar en el encuentro, ya que lo habían extrañado. Explicó que la Iglesia tenía dos años sin encontrarse así como Arquidiócesis ni como Vicarías por causa del Covid-19. «Estamos contentos y con esta concentración, estamos diciendo adiós a la Pandemia Covid-19, afirmó. Continuó diciendo que su deseo es que a partir de esta concentración y Celebración de Corpus Christi cese el Coronavirus y podamos reunirnos para celebrar nuestra fe.

En tanto dio la bienvenida y agradeció a Monseñor José Dolores Grullón Estrella, Obispo Emérito de la Diócesis de San Juan de la Maguana, por su compañía y participación en la gran Celebración de Corpus Christi.

Ozoria Acosta indicó que durante los años de la pandemia se expresó el deseo de encontrarnos para celebrar Corpus Christi. «Años de ausencia en los que no podíamos celebrar la Eucaristía, pero sentíamos el anhelo y deseo de congregarnos y celebrar nuestra fe», sostuvo. Aseguró ante miles de feligreses que valoramos la Eucaristía y eso se manifestó en el tiempo de ausencia, un amor grande a la Eucaristía.

«En este día estamos tirando ese miedo, estamos dejando atrás esa inercia y estamos reuniéndonos como pueblo de Díos y Arquidiócesis para esta gran Celebración De Corpus Christi venciendo las dificultades y venciendo la lluvia», aseguró.

«El tiempo de la Pandemia nos hizo dar cuenta lo importante que es la Eucaristía en nuestras vidas», tuvimos realmente la necesidad de la Eucaristía en cada comunidad y parroquia se sintió esa necesidad y surgió el «gran beneficio de la Pandemia, la iniciativa de celebrar a través de la virtualidad»,aseveró.

«En un cuartito, en los templos, en las parroquias, las casas y con poquita gente se celebró siempre la Eucaristía, iniciativa buenísima», expresó.

La Pandemia nos hizo ver claro a los hermanos, nos hizo sentir la necesidad de socorrer a los hermanos y a los necesitados y hay un sin número de iniciativas que se realizaron en este tiempo», puntualizó.

Mons. Ozoria dijo que surgieron iniciativas de caridad y solidaridad en todas las parroquias y centros.

Argumentó que la Eucaristía es fundamental para la vida cristiana y la vida de la Iglesia, «Jesús Eucaristía es fuente y culmen de la vida cristiana por eso la Eucaristía debe llevarnos a un compromiso caritativo y de solidaridad con los hermanos».

«Así como hubo manifestación de amor y necesidad de sentir la Eucaristía en la Pandemia, pues también ese sentimiento y acciones caritativas van junto a ese amor de la Eucaristía», acotó.

«Valoramos el Sacramento de la Eucaristía, nuestra vida Eucarística, no hay comunidad sin Eucaristía, que se note en nuestras comunidades la vida comunitaria, ese estar atentos a las necesidades de los hermanos».

«La Pandemia nos ha dejado muchas cosas dolor, muerte, necesidades, pero también nos dejó cosas que tenemos que aprender el amor y necesidad de la Eucaristía como comunidad cristiana y necesidad de practicar la solidaridad, hermandad no podemos celebrar la Eucaristía sin que la celebración nos lleve a la solidaridad con los hermanos», instó.

Al concluir su homilía invitó a los fieles a dar gracias a Dios por este día, por su presencia en la Eucaristía, por la fraternidad y solidaridad que Él nos anima a todos.

Finalmente se llevó a término con la realización de los ritos y la feligresía se marchó  de la actividad empapados de amor y bendición.

– Publicidad –



Source link

Link to original

También puede gustarte...