Meditando la Palabra con Mons. Francisco Ozoria


Muy buenos días mi familia.

“MEDITANDO LA PALABRA DE DIOS”

(Mt 9,18-26)
“Mi hija acaba de morir. Pero ven tú, y vivirá”.

En aquel tiempo, mientras Jesús hablaba, se acercó un personaje que se arrodilló ante él y le dijo:
-Mi hija acaba de morir. Pero ven tú, ponle la mano en la cabeza, y vivirá.
Jesús lo siguió con sus discípulos.
Entretanto, una mujer que sufría flujos de sangre desde hacía doce años, se le acercó por detrás y le tocó el borde del manto, pensando que con sólo tocarle el manto se curaría.
Jesús se volvió, y al verla le dijo:
-¡Animo, hija! Tu fe te ha curado.
Y en aquel momento quedó curada la mujer.
Jesús llegó a casa del personaje y, al ver a los flautistas y el alboroto de la gente, dijo:
-¡Fuera! La niña no está muerta, está dormida.
Se reían de él.
Cuando echaron a la gente, entró él, cogió a la niña de la mano, y ella se puso en pie.
La noticia se divulgó por toda aquella comarca.

**********
Los evangelistas Marcos y Mateo Natanael este episodio con algunas diferencias pero con muchas cosas en común.
– Basta que tengas FE.
– Por la FE de aquel personaje, fue curada (resucitada) la niña de 12 años.
– Po la FE la hemorroisa, que padecía flujo de sangre, hacia 12 años, se curó.
– El número 12 nos da la “clave eclesiológica” para entender estos milagros.
Bendiciones.

+ Mons. Francisco Ozoria A.



Source link

Link to original

También puede gustarte...