Televida el Canal Católico de la Familia, celebra Eucaristía en acción de gracias por el 26 Aniversario


Santo Domingo, D.N.- Televida el Canal Católico de la Familia, celebra Eucaristía en acción de gracias por el 26 Aniversario de haber sido fundada por iniciativa de la Conferencia del Episcopado Dominicano (CED), que asumió este proyecto de comunicación inspirado por un planteamiento del Papa san Juan Pablo II durante su última visita a la República Dominicana en 1992.

El proyecto Televida nació como una iniciativa de la Conferencia del Episcopado, pero como en principio no pudo funcionar con la participación de todas las Diócesis, como se había programado, la Arquidiócesis de Santo Domingo, territorio donde fue instalada la nueva televisora tuvo que hacerse cargo de esta.

Se inauguró el 27 de agosto de 1995, tres años después de la presencia del Papa en Santo Domingo, el canal Televida, asumiendo el nuevo desafío que les había planteado para ese entonces el  Papa  Juan Pablo II al  proclamar que era necesario  “intensificar la presencia de la Iglesia en el mundo de la Comunicación”, durante su discurso inaugural de la IV Conferencia General del Episcopado Latinoamericano (CELAM), celebrada en octubre de 1992 en la capital dominicana.

Desde entonces, este proyecto impulsado en su primera etapa por el entonces Arzobispo de Santo Domingo, monseñor Nicolás de Jesús Cardenal López Rodríguez y los demás miembros de la Conferencia, se convirtió en uno de los pilares fundamentales para la evangelización en el país a nivel de masas, dejando sentir su influencia en otras latitudes de Latinoamérica.

La Eucaristía estuvo presidida por Mons. Raúl Berzosa Martínez, Obispo Emérito de ciudad Rodrigo, España y que está de misión en nuestro País, concelebrada por el Rvdo. P. Kennedy Rodríguez, director de Comunicación, Prensa y Multimedios Vida de la Arquidiócesis de Santo Domingo, juntos a otros sacerdotes amigos.

Mons. Berzosa, destacó en su homilía que 26 años en la vida de una institución, son años de madurez y consolidación. Son como un detenerse a hacerse tres preguntas: ¿Dónde estamos?, ¿Qué camino tenemos que seguir recorriendo? y ¿Qué tenemos que llevar en nuestro bulto de viaje?

¿Dónde estamos? Estamos llamados en este momento histórico a comunicar evangelizando y a evangelizar comunicando.

¿Por qué tenemos que comunicar y de qué manera? Porque Dios así lo quiso. Dios es espíritu, sin embardo, Dios se quiso hacer visible y por eso se encarnó Dios en una mujer. Dios se fue comunicando en toda la historia, porque Dios quiere tener voz, quiere tener cara, quiere tener imagen, porque a Dios hay que tocarlo.

Dios quiere que seamos visibles a través de los medios de comunicación, no ocultos.

¿Cómo es el hombre y la mujer de hoy, al que tenemos que anunciar? Es Homo, hombre y mujer Videns, de ver, de escuchar y de sentir.

¿Cómo debe ser el predicador?  El predicador no debe tener miedo a anunciar la palabra con todo aquello que esté en este momento de forma histórica, técnica y cultural a su servicio.

¿Qué tenemos que hacer para seguir caminando con futuro, con esperanza, con alegría y con amor? Cada uno de los que trabajamos, nos movemos, de los que estamos llenando esta gran familia de Radio, de Televisión que es Multimedios Vida, debemos tener una brújula que nos indica el camino.

Al Norte, Jesucristo. Todo lo que hablamos, lo que emitimos, lo que producimos, todo lo que hacemos es para dar a conocer a Jesucristo hoy aquí, que Resucitado, está vivo, pero hay que hacerle visible.

Al Sur, la Eclesialidad. No vamos por libre, ni nuestra palabra es nuestra, somos administradores del anuncio del Evangelio, de la Tradición viva y de lo que el Magisterio nos va pidiendo.

El Este, ser buenos profesionales en lo Tecnológico y no tener miedo a afrontar las nuevas tecnologías, con dos variantes; debemos tener medios propios y hay que invertir en personas y en medios propios y tenemos que colaborar con otros medios que no sean los nuestros y tratar de estar presentes allí.

Y finalmente, continuó Mons. Berzosa que al Oeste, tenemos que salir, no contentarnos con siempre dirigirnos a los mismos colectivos, ni a las mismas personas, ni utilizar fórmulas gastadas. Tenemos que ser creativos en fidelidad.

Al finalizar la Eucaristía el Rvdo. P. Kennedy Rodríguez, director, agradeció a cada uno de los presentes, televidentes, a los Sacerdotes comunicadores y a toda la familia Televida.

Expresó, que son muchos años de arduo trabajo, de evangelización, de compromiso, de formación en valores humanos y cristianos.

Dijo, que la sociedad de hoy necesita mas que nunca esos mensajes de Televida el Canal Católico de la familia, siga llevando adelante, sobre todo en este tiempo que hemos sido afectados por la pandemia, palabras de fe, esperanza y consuelo a todas nuestras familias y nuestra sociedad.

Destacó entre los logros de este año, la Televisión HiDefinition (Televisió HD) con una imagen nítida, y un conjunto de programas nuevos para niños, para adultos, también programas dirigidos por obispos, sacerdotes y laicos produciendo contenido de calidad para la pantalla.

Finalizó diciendo que estamos de frente al Telemaratón que será en octubre 2021, para seguir reforzando, fortaleciendo nuestra planta televisora y para llevar ese mensaje de salvación y de vida eterna a todas las familias. Televida ha sido en este tiempo un instrumento de consuelo y de esperanza en este tiempo de confinamiento.

Historia del Canal

A finales de los 80, surge la necesidad de un medio televisivo perteneciente a la iglesia católica en el país, que ofreciera una opción cultural, educativa y recreativa para formar, educar y entretener. En 1991 la Conferencia del Episcopado Dominicano contaba con un estudio de televisión con equipos de grabación y de edición que manejaba su Comisión de Medios de Comunicación, presidida por el entonces obispo de Barahona, monseñor Fabio Mamerto Rivas.

Después de la visita del papa Juan Pablo II en octubre del 1992, se estudia programa un Plan de Pastoral de cara a las necesidades planteadas por la IV Conferencia, y se prioriza la creación de un canal de TV basado en la educación, orientación y recreación de la familia dominicana. La Comisión de Medios de Comunicación de la Conferencia del Episcopado Dominicano, presidida por Monseñor Rivas, obtiene la concesión de la frecuencia 41, entonces Dirección General de Telecomunicaciones.

Se obtiene una edificación en forma de castillo, de 2 pisos, ubicada en la avenida V Centenario, del Sector Villa Juana de Santo Domingo. En 1994, se elaboró el proyecto de factibilidad de la puesta en marcha del canal, contando con el apoyo económico de empresarios, pero con miras a ser autosuficiente. Se tenía como objetivo una programación basada en 12 horas de transmisión educativa y cultural y con un alcance del 75% del territorio nacional.

Televida fue inaugurado el 27 de agosto de 1995, con el slogan “El canal de la familia”, gracias al apadrinamiento de empresarios, apoyo de la Orden Caballeros de Colón, Adveniat, la Conferencia. 

 

Fotos:

 

COMISIÓN DE COMUNICACIÓN Y PRENSA
ARQUIDIÓCESIS DE SANTO DOMINGO
Jueves 26 de agosto, 2021.

 



Source link

Link to original

También puede gustarte...